Cómo jugar con condimentos y especias

¡Aprender a jugar con los condimentos y las especias te dará la confianza que necesitas para preparar cualquier comida que quieras!

Los conceptos básicos de la cocina dependen de una buena comprensión de los condimentos y las especias. Saber cuándo usar los condimentos, qué especias elegir y cuándo es suficiente es la clave del éxito en la cocina.

Los condimentos y las especias tienen la capacidad de transformar cualquier plato. Cuando tiene el conocimiento y la habilidad para convertir algo simple y regular en una comida deliciosa y emocionante, no hay nada que lo detenga en la cocina.

¡Aquí te enseñaremos los sabores de las especias y condimentos!

Importancia de las especias y los condimentos

¿Cuántas veces has hecho una comida grande y saludable, has dado el primer bocado y has pensado, “bueno, esto sabe como una pila de ingredientes ardientes”.

¡Te prometo que no eres el único!

La combinación de condimentos y especias convierte una delicada pila de ingredientes en una comida deliciosa. Intensifican los sabores existentes e introducen otros nuevos y emocionantes.

Diferencia entre especias y temporadas

Entonces, ahora que sabemos por qué son tan importantes, ¿cuál es exactamente la diferencia entre los dos?

Comencemos con esto: la sazón es la base de la comida y las especias son los toques finales.

Sazonamos los alimentos para realzar su sabor natural, para sacar los mejores sabores y sabores. El condimento se utiliza para intensificar el sabor sin cambiarlo ni alterarlo. Los condimentos que usamos preparan el escenario para la comida. Los condimentos básicos son la sal, la grasa, el ácido y el calor.

Estos condimentos se hicieron famosos gracias al chef y escritor gastronómico Samin Nosrat en su galardonado libro y serie de Netflix Salt Fat Acid Heat. ¡Ambos son geniales y los recomiendo encarecidamente!

Spice, por otro lado, le da un impulso a las cosas, presentan sabores y aromas complementarios que quizás no hayas encontrado. Añaden profundidad y sustancia a platos que de otro modo serían aburridos.

Esenciales del condimento

¡Comencemos con una base primero, luego avancemos hacia las especias!

Sal

La sal todopoderosa. La sal es probablemente el condimento más popular, más popular. Es extremadamente versátil y puede marcar la diferencia cuando se usa correctamente.

La sal viene en todas las formas y tamaños. Tenemos sal yodada, sal rosa del Himalaya, sal kosher, sal Maldon y mucho más. Entonces, ¿cómo sabes cuál se supone que debes usar?

Para simplificar las cosas, la sal kosher debe usarse principalmente al hornear o cocinar. Tira esto en el agua con tu pasta o agrega una porción a tu salsa de tomate. Luego use la sal de acabado carbonizada encima de los platos, como unas cuantas chispas pequeñas sobre sus galletas con chispas de chocolate caseras.

La sal se usa como condimento para realzar el sabor del alimento. Cuando use sal, asegúrese de usar un poco al principio y pruebe a medida que avanza. Siempre, siempre prueba sobre la marcha. ¡No hay nada peor que un plato demasiado cocinado!

Mientras prueba sobre la marcha, trate de no pensar en la sal en sí (un poco abstracto, pero sea paciente). En su lugar, piense en el alimento: ¿a qué sabía sin sal? ¿Se ha mejorado el sabor? ¿O puede saborear el exceso de sal (probablemente haya agregado demasiada si ha llegado a este punto)?

Desea que el sabor del producto terminado sea fuerte y delicioso, ¡la sal solo puede llevarlo allí!

gordo

¿Qué haríamos sin grasa? La grasa es esencial para crear buenos sabores, texturas y sabores culinarios.

La grasa se puede usar de muchas maneras diferentes, pero cuando nos referimos a ella como condimento, nos referimos a cómo mejora la comida y contribuye a la textura en particular.

Hay muchos tipos diferentes de grasa que se pueden usar como condimentos; aceite, mantequilla, yogur y crema agria son solo algunos. Cuando se agregan a un plato, cada uno de estos ingredientes agrega una sensación distinta en la boca al mismo tiempo que realza el sabor del plato.

Por ejemplo, agregar un poco de aceite de semilla de sésamo a un tazón de arroz puede agregar un acabado suave y profundizar los sabores. El aceite de oliva y el aceite de aguacate tienen la misma capacidad de agregar cosas como pan y ensaladas.

La grasa le da un sabor cremoso, satisfactorio y agradable a todo lo que toca. ¡No olvides agregar grasa a tus comidas!

Calor

Un simple cambio en el tipo de calor que usa puede marcar la diferencia en la receta que prepara. Por ejemplo, tome el brócoli: podemos cocinar al vapor, hervir, asar, hornear o cocinar. Cada uno de estos diferentes tipos de calor resalta diferentes sabores de brócoli.

El calor tiene el poder de convertir un huevo crudo en un huevo duro, un bistec frío en un bistec enfriado; no introduce ningún sabor nuevo, sino que resalta diferentes sabores que ya están presentes.

Cuando juegues con el calor, piensa en el sabor y la textura que buscas en tu producto final. Cuanto más experimentas, más aprendes.

¡El calor tiene la capacidad de transformar cualquier plato en algo increíble!

Ácido

Por último, pero no menos importante, tenemos ácido en la familia de condimentos. El ácido interactúa con otros sabores y gustos para crear algo nuevo y emocionante. Puede encontrar ácido en limones, lima, vino, vinagre y mucho más; básicamente cualquier cosa que tenga un poco de sabor amargo por sí sola.

Piense en el jugo de lima exprimido sobre sus tacos de pescado o en el pepinillo fresco en su sándwich: la acidez resalta un sabor explosivo.

Los alimentos dulces y salados pueden beneficiarse de un aumento del sabor de la acidez. Si ya ha curado, probado y todavía no parece tener el sabor que está buscando, intente llegar a la siguiente fuente de acidez.

Al igual que con la sal, realmente no queremos Mira para el sabor ácido. El ácido simplemente está ahí para desencadenar una reacción en cadena, así que tenga cuidado de no tener una mano demasiado pesada.

La diferencia entre especias y hierbas

No solo existe una diferencia entre especias y condimentos, sino que también es importante establecer la diferencia entre especias y hierbas.

Las hojas y los tallos de una planta son hierbas, mientras que las especias son la raíz seca, las semillas o la corteza de una planta. Las hierbas son mejores cuando se usan frescas para terminar o decorar una comida, pero también se pueden usar en forma seca cuando las usa al comienzo de una receta.

Pueden venir en forma entera o molida. A menudo encontrará que las especias molidas son mucho más frecuentes que las especias enteras, ya que son un poco más convenientes para cocinar.

Esenciales de especias y hierbas

Las especias son una gran herramienta que se puede utilizar para mejorar, alterar y realzar el sabor de una comida. Las especias también pueden agregar aroma o realzar el color de un alimento.

Saber cuándo y cómo usar especias puede ser un poco abrumador al principio, pero lo guiaremos a través de los conceptos básicos para que se sienta cómodo jugando con especias la próxima vez que esté en la cocina.

Cuando cocine con especias, primero debe asegurarse de que haya al menos un poco de grasa presente. La grasa ayuda a desarrollar el sabor de la especia y la lleva por todo el plato, para que puedas aprovecharla al máximo.

Puede sonar tonto, pero cuando estés tratando de decidir qué especias agregar a la comida que estás cocinando, dale a la especia su aroma. Si huele bien en relación a lo que estás preparando, pruébalo. ¡No puede hacer daño experimentar y jugar un poco con tus especias!

Cuando cocine con hierbas, querrá asegurarse de que el momento sea el correcto. Algunas hierbas se agregan mejor al comienzo de la cocción, mientras que otras funcionan mejor hacia el final.

El tomillo, el romero y la ajedrea son ejemplos de hierbas que deben agregarse al principio. Golpear suavemente las hojas permitirá que se libere el aceite, lo que puede ayudar a aumentar el sabor. Las hierbas más ligeras, como la albahaca, deben agregarse justo antes de servir, ya que pueden perder su sabor si se cocinan durante demasiado tiempo.

Combinaciones para probar

Mientras juegas con las especias y las hierbas, hay algunas combinaciones que pueden ayudarte a comenzar a darte algo de confianza.

Si eres fanático de los platos de estilo italiano, la albahaca, la sal de orégano y el ajo son excelentes alimentos básicos para tener a mano. Si tu estilo es mexicano, el jugo de limón fresco con cilantro y comino es delicioso. Para un sabor indio tradicional, busque comino, cúrcuma molida, jugo de lima y pimienta de cayena.

NS Recomendando

A medida que comienza a jugar con los condimentos y las especias en su cocina, ¡aquí hay algunas herramientas excelentes en las que puede confiar! Estos son algunos de nuestros favoritos:

Recetas para probar

Ahora que conoce los conceptos básicos, ¡aquí hay algunas recetas que puede usar para probar sus habilidades y obtener algo de inspiración!

¿Alguna vez has sentido estrés por la comida?

Regístrese para ver mi clase magistral gratuita hoy, donde aprenderá sobre la práctica n. ° 1 que lo mantiene luchando con su peso y sus relaciones con la comida, y cómo liberarse de la dieta y la obsesión por la comida a partir de ahora.

No es necesario estresarse y obsesionarse con la comida. ¡Hay una mejor manera, y sí, es posible construir una relación positiva con la comida! Únase a esta clase magistral gratuita de alimentación equilibrada para aprender cómo hacerlo.

Mira la clase magistral gratuita